Transhumanistas vs Bioconservadores (1)

La discusión sobre el postulado tecnológico nos lleva a uno de los problemas centrales de la bioética moderna, que radica en las consecuencias de la aplicación de la tecnología sobre el ser humano. Y nos obliga a retomar la pregunta formulada por Potter: ¿Cuándo no aplicar toda la tecnología disponible? Incluso podemos aceptar el postulado tecnológico y no estar de acuerdo con aplicar toda la tecnología disponible sobre el ser humano. Por lo que, la aceptación del postulado tecnológico, en muchas de sus proyecciones futuras, no necesariamente nos lleva a compartir la visión  transhumanistas sobre el futuro humano.

El uso de las tecnologías para el mejoramiento humano, nos conduce al siguiente dilema: conservar la naturaleza humana vs transformar la naturaleza humana

  • Preservar los atributos individuales que definen al ser humano y respetar la vida teniendo en cuenta las consecuencias globales. Conservar al individuo como especie y su evolución natural (posición bioconservadora)
  • Potenciar los atributos individuales por medio de las tecnologías y manipular la vida con el fin de mejorarla. Transformar al individuo como especie y alcanzar una nueva forma de evolución artificial (posición transhumanista).

Aunque la puesta en práctica del ideario transhumanista puede parecer lejana, no se puede ignorar el activismo que están llevando a cabo los transhumanistas, como movimiento en constante crecimiento que lleva a cabo acciones que persiguen la transformación del individuo. Imponen una nueva ideología individual que obliga a tomar partido desde hoy en el asunto. Si tenemos en cuenta que muchos de los métodos y premisas transhumanistas están presentes ya en nuestra vida cotidiana. El materialismo neurobiologista, la búsqueda del cuerpo perfecto a través de la cirugía plástica, la eugenesia liberal a través de la selección embrionaria, del diagnóstico prenatal y del aborto eugenésico, son manifestaciones claras de cómo esta ideología se va haciendo cada vez más presente en la vida diaria. Se hace necesario tomar partido desde el presente en las discusiones sobre el futuro humano.

Podemos estar ajenos al problema pero es innegable que se está gestando un enfrentamiento (algunos lo nombran bio-político) entre  las diferentes alas del transhumanismo (más radicales y menos radicales) y las diferentes posiciones del bioconservadurismo (también, más o menos radicales).

En el sitio Web del Instituto para la Ética y las Tecnologías Emergentes (IEET, en ingles), James Hughes, realiza una comparación entre las posiciones transhumanistas y bioconservadores, desde su enfoque transhumanista, al que llama enfrentamiento bio-político, el cual se reduce al enfrentamiento entre transhumanistas liberales y democráticos de una parte, y de la otra los biconservadores y los bioluditas; aquí introducimos dos nuevos contendientes: los transhumanistas singularistas y los bioconservadores progresistas.

Transhumanos singularistas – Bioconservadores luditas

Transhumanos liberales – Bioconservadores sociales

Transhumanos democráticos – Bioconservadores progresistas

Para su mejor comprensión y partiendo de la idea del bioeticista Van R. Potter de agrupar los dilemas por especialidades y clasificarlos como éticas aplicadas, las cuales incluyen: ética médica, ética medio ambiental, ética agrícola, ética social, ética capitalista y ética religiosa aquí le llamaremos problemas.

Enfoque de las éticas potterianas como problemas.

Ética médica – Problema bio-médico

Ética medio ambiental y agrícola – Problema eco-sostenible

Ética social y capitalista – Problema socio-económico

Ética religiosa – Problema psico-religioso

Y agrego un último problema – Problema tecno-científico

Próximo artículo: Transhumanistas vs Bioconservadores (2)

Acerca de Alejandro Madruga

Licenciado en Cibernética Matematica. Trabajo el tema de la Inteligencia Artificial desde 1986. He publicado articulos y ensayos sobre la Cibernetica y las tendencias tecnologicas. También he publicados narraciones de ciencia ficción
Esta entrada fue publicada en Desafíos éticos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s