Los riesgos existenciales de la inteligencia artificial (introducción)

Riesgos existenciales

Nick Bostrom. Los riesgos existenciales

Antes de entrar en materia hagamos un recuento sobre el tema tratado en artículos anteriores.  En el articulo “Los riesgos existenciales de una singularidad tecnológica (1)” se hablaba sobre la explosión de inteligencia, inteligencias artificiales que se autoprograman así mismas cada vez más inteligentes hasta llegar a una singularidad tecnológica. Y se definían los siguientes presupuestos a tener en cuenta para lograr una explosión de inteligencia.

Un primer postulado: La aceleración de las tecnologías se seguirá incrementando hasta llegar a un punto que escapa a las capacidades de los humanos (singularidad tecnológica). Se puede lograr una inteligencia artificial por fuerza bruta, o sea que dada la velocidad de la máquina pueda analizar exhaustivamente todas las posibles soluciones. Este es el caso del ajedrez, la inteligencia de la máquina se basa en su velocidad para calcular las variantes, lo cual le permite prever los que puede suceder en el tablero.

Un segundo postulado: La inteligencia de las máquinas dada la complejidad que irán adquiriendo y las conexiones internas (circuitos) o externas (redes) podrá despertar como una entidad auto consciente. La emergencia, la cual asume, que debido a la velocidad en el procesamiento de la información de la máquina, llegará un momento, que podrá manipular una gran cantidad de información y dada su complejidad podría, también, despertar como una inteligencia.

Un tercer postulado: Las máquinas se irán auto construyéndose a sí misma, cada vez más perfeccionadas, más veloces, con más memorias, dotadas de mejores algoritmos; podrán llegar a convertirse en máquinas superinteligentes que superen a los humanos. Las máquinas al alcanzar cierta inteligencia serán capaces de construirse a si misma cada vez mejores hasta llegar a una superinteligencia.

En “Los riesgos existenciales de una singularidad tecnológica (2)”, definíamos los riesgos existecnaiesl como las amenazas que están surgiendo desde el presente y que en el futuro podrían llevar a la extinción de la especie humana. Para muchos vamos a ciegas al futuro guiados por la ley del mercado y no por intereses verdaderamente humanos. Ahora de lo anterior surgen varia preguntas ¿Podemos construir un futuro sin riesgos? De seguir como vamos a qué futuro llegaremos? ¿Qué tenemos que hacer para cambiar el futuro? ¿Por dónde empezar?

Y se hablaba del dilema sobre el futuro, ya que tenemos que elegir entre un futuro sostenible o un futuro poshumano. Donde el futuro sostenible asume una visión pesimista y propone el control de las tecnologías (pensamiento bioconservador). Mientras el futuro poshumano propone no limitar el desarrollo de las tecnologías, ya sea porque el mercado de forma natural lo hará o porque las tecnologías siempre son buenas (pensamiento transhumanista).

Por otra parte se aclaraba que cuando un transhumanista habla de riesgos existenciales esta incluyendo el riesgo de no alcanzar la transhumanidad y cuando un bioconservador habla de riesgos está considerando el peligro de que se alcance la transhumanidad. Lo cual representa un nuevo dilema ya que para los transhumanista el que no se convierta a transhumano terminará siendo un ser inferior y obsoleto, con lo que estoy en total desacuerdo, y ese es otro tema, sobre el que hay que debatir y analizar. Por otra parte los bioconservadores ven al transhumanismo como una aberración que llevará a la humanidad a su propia destrucción, tampoco lo creo así. Hay razones suficientes para creer en que la humanidad puede superarse a sí misma, pero para ello debe tomar conciencia de todo su potencial.

En el ultimo articulo “Los riesgos existenciales de una singularidad tecnológica (3)”

Decia que mi preocupación no es que la IA sea más inteligente, más amigables, ni más robusta sino que los humanos sean capaces de ampliar su inteligencia y su sabiduría junto a la IA, y lo que sucede, en realidad, es que estamos proyectando nuestra preocupación por nosotros mismos sobre la IA, y tememos que esa superinteligencia pueda hacer cosas peores que nosotros.

Considero que la justificación a los diferentes sistemas lo da la simbiosis que se está produciendo entre humanos y tecnologías. Estamos hablando de una relación simbiótica y es que, por primera vez en la historia de la humanidad; podemos decidir, ya no solo que tipo de religión, de moral, de sociedad y de educación queremos sino también, qué tipo de evolución queremos alcanzar y a qué futuro queremos llegar.

Como se ve el tema es complejo y está cargado de interpretaciones, temores, expectativas e intenciones que nos desvían de un enfoque imparcial del problema. Trataremos de analizar de forma, lo mas imparcial posible (teniendo en cuenta que también somos seres humanos y tenemos expectativas e intenciones) para ello nos apoyaremos del análisis realizado por Give Well “Potential risks from advanced artificial intelligence”, Ya que indaga en el problema de una forma bastante imparcial.

En el próximo articulo comenzaremos a desarrollar el tema.

Imagen: Taringa (Nick Bostrom, el transhumanismo)

 

 

 

Acerca de Alejandro Madruga

Licenciado en Cibernética Matematica. Trabajo el tema de la Inteligencia Artificial desde 1986. He publicado articulos y ensayos sobre la Cibernetica y las tendencias tecnologicas. También he publicados narraciones de ciencia ficción
Esta entrada fue publicada en Riesgos existenciales y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s