¿Cómo será la relación entre humanos y tecnologías? (2)

AMAZON1Las tecnologías históricamente se han ido integrando al contexto humano. Sin embargo, ahora estamos asumiendo que la aceleración tecnológica se saldrá del control humano, recuerden a los autos que también tuvieron un crecimiento acelerado con respecto a su velocidad de traslación, cuando, en realidad, las prohibiciones tecnológicas son debidas a que vivimos un contexto de poder que va a llevar a un mal uso de las tecnologías, lo que hace necesario cambiar al contexto de poder y transformar la mentalidad humana. Las tecnologías hoy son un medio, mañana dado su crecimiento aparentemente ilimitado y en muchos casos descontrolado sometidos a la ley de la competencia por los mercados o del poderío militar, se convertirán en un fin en si misma dotadas de autonomía, para entonces la tecnología será otra inteligencia más que podrá competir por los recursos (otro depredador) o cooperar junto a los humanos. ¿Estaremos ante una invasión de la tecnología de todo lo humano? o ante una integración armónica.

Hoy son muchos los tecnofuristas que ven una confrontación entre el hombre y la tecnología y aseguran que la tecnología terminara conquistando a los humanos, lo mismo que estos hicieron antes con la naturaleza, y es que la tecnología se atasca debido a nuestra limitación como seres verdaderamente humanos somos la causa de las preocupaciones sobre las tecnologías y su mal uso; de que escapen al control humano, de que nos dominen: las tecnologías son una consecuencia de nuestro contexto de poder y de nuestra ideología individualista. No podemos escapar del círculo de poder y de una relación entre dominantes y dominados, por eso hay que romper con la estructura actual y visualizar una nueva etapa basada en la cooperación y buscar alternativas viables para un desarrollo tecnológico que se integre al progreso social y espiritual del ser humano desde un enfoque cooperativo que nos permite alcanzar un futuro verdaderamente sostenible.

Es necesario aprender desde hoy a manejarnos con las tecnologías del futuro: con el impacto de las tecnologías convergentes (NBIC), de las inteligencias artificiales, hay que estar preparados para enfrentar una ideología transhumanista que propone el paraíso en la tierra, saber que no basta con prohibir tal o cual investigación hay que buscar alternativas viables al desarrollo humano, un desarrollo que en cooperación con la tecnología busque potencial el crecimiento espiritual, donde crezcan de forma armónica lo natural, lo espiritual y lo artificial.

Por otra parte, los tecnologistas están convencidos que la única solución, consiste en la fusión entre humanos y tecnologías, dada las posibilidades que esto traerá al ser humano, siendo la ideología transhumanista su máxima representante y parten de la idea que el ser humano, producto de esa unión, superara todas sus limitaciones heredadas de su condición biológica: envejecer, enfermarse, morirse. Con un enfoque más abarcador, la singularidad tecnológica, ve como inevitable el que las máquinas debido a su propio crecimiento acelerado llegarán a igualar a los humanos y posteriormente superarlos (superinteligencia artificial), por lo que no nos queda más remedio, según sus defensores, que prepararnos para este acontecimiento, y plantean que la forma de prepararnos es acelerando este proceso para que ocurra cuanto antes, otros comienzan a pensar en los riesgos que esto podría traer.

Como he dicho anteriormente, el problema radica, que históricamente se ha vista separado el progreso humano del progreso tecnológico, al igual que ha visto separado el desarrollo social (crecimiento económico) de la evolución natural (ecosistema). El problema radica en que el concepto actual de progreso humano es compatible con un progreso tecnológico transhumano, ya que se busca el éxito, el individualismo, la competencia, la ganancia, lo que lo hace ajeno a un progreso humano basado en la espiritualidad, el amor, la cooperación. El ser humano de forma inconsciente apostó por un futuro posthumano (al igual que apostó por el crecimiento económico a expensa del deterioro del planeta) y es necesario que tome consciencia sobre los pro y los contra así como de las consecuencias y de las alternativas que tiene. Porque en verdad, las tecnologías según se hagan inteligentes, irán aprendiendo de nosotros y cometerán nuestros mismos errores en una magnitud que no tendrá precedentes en la historia.

Es un error como los tecnologista ponderan las posibilidades de las máquinas y descartan toda posibilidad de lograr un progreso humano desde la propia condición humana, la cual debe ser desechada como un traje viejo. En opinión de muchos el progreso humano aun no se ha agotado y las potencialidades del ser humano siguen latentes, solo que el camino más fácil no siempre es el verdadero. Y es que nos hemos acostumbrado a comprarlo todo, a adquirirlo todo desde afuera, lo que nos lleva a creer que también podemos comprar nuestro propio progreso humano.

Hay que pensar en una sostenibilidad tecnológica que siga los conceptos de la sostenibilidad y el desarrollo sostenible pero enfocados a la tecnología y la aceleración que está sufriendo, así como la tendencia a convertirse en superestructura y las consecuencias que tendría al no estar preparados para este escenario donde las tecnologías emergentes tendrán un papel preponderante. No se puede ignorar que estamos en la era de las tecnologías y es un grave error ignorar nuestra relación entre el progreso humano y el progreso tecnológico, hoy el desarrollo sostenible ignora el impacto que esta tendrá y se queda a medias en sus propósitos.

Para Mclntyre y otros autores, el desarrollo sostenible considera, de forma general, tres principios.

  • La sostenibilidad ecológica garantiza que el desarrollo sea compatible con el mantenimiento de los procesos ecológicos esenciales, de la diversidad biológica y de los recursos biológicos.
  • La sostenibilidad social y cultural garantiza que el desarrollo aumente el control de los hombres sobre sus propias vidas, sea compatible con la cultura y los valores de las personas afectadas, y mantenga y fortalezca la identidad de la comunidad.
  • La sostenibilidad económica garantiza que el desarrollo sea económicamente eficiente y que los recursos sean gestionados de modo que se conserven para las generaciones futuras.

Yo agregaría un cuarto principio, el de sostenibilidad tecnológica.

  • La sostenibilidad tecnológica garantiza que el desarrollo de las tecnologías y su crecimiento acelerado sea compatible con el progreso humano, su evolución y trascendencia en el tiempo, sin que este pierda su esencia humana.

Quizás este sea el mayor desafío de la humanidad, el de cambiar su mentalidad y su estructura social competitiva y hegemónica, para que las tecnologías inteligentes puedan coexistir con los humanos y con el entorno natural sin que se conviertan en una amenaza.

Acerca de Alejandro Madruga

Licenciado en Cibernética Matematica. Trabajo el tema de la Inteligencia Artificial desde 1986. He publicado articulos y ensayos sobre la Cibernetica y las tendencias tecnologicas. También he publicados narraciones de ciencia ficción
Esta entrada fue publicada en Relación humanos-tecnologías y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s