¿Llegará la tiranía de las máquinas

¿Dominarán las máquinas al hombre? Desde el punto de vista lógico, jamas. ¿Pero es el hombre una criatura totalmente lógica? No existen fuerzas irracionales tales como la envidia, los celos, la ambición, el sadismo, el masoquismo, etc.

Si la máquina domina al hombre es porque la sociedad esta enferma y comienza a descomponerse. Un sistema en crisis está a expensas de un desmoronamiento acelerado hasta su derrumbe total o del surgimiento de una tiranía que se hace del poder a la fuerza.

¿Nuestra sociedad está sana o enferma?
¿Nos dirigimos hacía una sociedad sana o enferma? Para responder a esta pregunta hay que analizar al hombre y sus relaciones sociales.

Para Aristóteles el estado ideal es aquel que satisface las necesidades materiales del hombre y le permite desarrollar sus virtudes y una sociedad sana será aquella que logre la prosperidad material y espiritual de casi todos los ciudadanos.

Platón creía en la monarquía dirigida por un santo (hombre superior moral e intelectualmente). Y dividió las formas de gobierno en tres tipos, teniendo en cuenta que la misma tiene su antagonista en las sociedades en crisis o enfermas.

Sociedad sana Sociedad enferma
Monarquía Tiranía
Aristocracia Oligarquía
Democracia ? (Anarquía o Burocracia)
Platón no señala un opuesto para la democracia

Para Nietzche el gobierno debe ser una aristocracia saludable: “La sociedad debiera ser “una fundación” a través de la cual, una clase selecta capaz de elevarse hasta sus más altos deberes y en general hacia una existencia más elevada.

Para Fromm una sociedad sana se basa en la creatividad del hombre: un hombre creativo o productivo es aquel que es capaz de desarrollar toda su potencialidad.

La sociedad es un sistema en equilibrio, que al igual que el organismo vive tratando de perpetuarse, todo aquello que le sea nocivo es atacado.

El concepto de sociedad sana puede variar, siempre que exista el progreso y el desarrollo y que nadie interfiera en la dignidad de otros, y que no comience a depauperarse. Cuando una sociedad entra en crisis comienza a dañarse a si misma, a inhibir el desarrollo cultural y espiritual de los ciudadanos.

En las sociedades enfermas el individuo puede ir en contra de su propia salud: como drogarse. Pueden existir tendencias sádico masoquistas, conductas que vayan contra la autoestima del individuo (Casi siempre la relación entre el estado y el individuo no es armónica: el individuo es anulado por el estado en aras de grandes ideales o de entidades anónimas). Fromm le llama sistemas irracionales y destaca las siguientes características:
Las exigencias del estado.
Cualidades mágicas de los líderes poderosos.
Máquinas potentes.
Triunfos materiales.

Ninguna sociedad está totalmente sana. El capitalismo es la primera sociedad en tomar conciencia de su enfermedad y una de las vías que se utiliza para luchar contra la degeneración social son los grupos no gubernamentales, así como las actividades de literatos, sociólogos y de agentes del gobierno.

Los grupos no gubernamentales funcionan como glóbulos blancos dentro de la sociedad, atacando todo síntoma de enfermedad y su función principal es detener las actividades que vayan en contra el equilibrio social: ecologistas (protección del medio ambiente), consumistas (evitar que engañen al consumidor con propaganda falsas), etc. Quien puede negar que en el futuro surja un grupo de humanistas que trabajen en el control y chequeo de las máquinas inteligentes y en la protección de la humanidad contra la competencia desmedida.

En la regulación de la sociedad también hay que tener en cuenta a los literatos en su función crítica de advertir y de convencer a la opinión pública (pueden alertar sobre las consecuencias de desarrollar o mantener tales actividades). Los sociólogos en su función de diagnosticar y sugerir soluciones a los problemas sociales. El estado en su función de regulador y sobre todo de proteger y apoyar a los mas débiles (construcción de hospitales, escuelas, etc)

Pero lo mas importante de todo esto es la conciencia que ha adquirido el hombre moderno de sus limitaciones individuales y sociales, el hombre por primera vez acepta que vive en una sociedad, que como todo organismo viviente: nace, crece, se enferma y muere; y hoy mas que nunca esta consciente de sus problemas sociales, ecológicos, etc.

Las máquinas dominando al hombre: El mundo será un gran ruedo donde los gladiadores saldrán a darse muerte y las máquinas desde el podio decidirán si el vencido debe vivir o morir.

Pensemos en una sociedad controlada por una computadora central (manipulada por un tirano) y rodeado de guardianes que serían robots conectados a través de alguna red a la computadora central. El tirano tendría un control absoluto del estado, se rodearía solo de robots y computadoras (sus hombres, perdón, máquinas de confianza) y tendría resuelto el problema del sucesor: una máquina con sus “conocimientos” o alguna forma de replicante. La masa sería educada para obedecer ciegamente al estado y no sería extraña la fusión de hombres con robot (Ciborg) basta que el tirano este de acuerdo y el aparato militar estará compuesto por hombres, máquinas y ciborg.

Esa sociedad estará basada en la eficiencia máxima y si para lograr esa eficiencia tienen que ser las máquinas quienes controlen a los humanos, esto no será ninguna objeción, basta “educar” a los humanos (por supuesto que el sistema educativo estará en función de la tecnología).

Por otra parte si vemos al hombre como un individuo enajenado que crea ídolos para luego adorarlos entonces las máquinas dominaran al hombre en cualquiera de estas dos variantes: el hombre valiéndose de las máquinas con fines de dominio o las máquinas obligadas por el mismo hombre lo dominaran. Esta sumisión a las máquinas que hoy nos puede parecer descabellada, si aceptamos que el pensamiento ha ido variando en cada época, tal vez muchas de estas cosas que nos resultan inmoral mañana puedan ser correctas. Podríamos pensar en una sociedad futura donde las máquinas controlan la economía y los humanos se dedican a actividades secundarias como componer versos, leer novelas, hacer el amor, etc. En ese caso es preferible tomar una decisión salomónica y que ese infeliz humano decida dotar a las máquinas de sentimientos para que esas entidades superinteligentes controlen el destino de los hombres de forma mas “humana”.

Postulados que justifican una revolución social de corte científico técnico (hasta ahora las revoluciones han sido sociales, me refiero a las que afectan directamente la política de una país).

1ro. Justificar que la sociedad esta condenada al fracaso (sociedad en decadencia). La sociedad producto de gobiernos (desgobiernos) anteriores esta totalmente corrompida y ha perdido sus valores “sociales” (ya sean políticos, sociales, culturales, científicos) y es necesario transformarla de cuajo.

2do. El hombre es un ser maleable que no sabe lo que quiere, se adapta fácilmente a las funciones que la sociedad le asigne.

3ro. Pretender crear una nueva sociedad basada única y exclusivamente en el desarrollo de la ciencia y en la creación de un hombre que responda a esos intereses

Todo lo anterior trae como consecuencia la necesidad de una revolución. La verdadera revolución científico técnica que pueda crear al hombre nuevo, al hombre ajustado a las condiciones del desarrollo científico.

Para lograr estas transformaciones se requiere de un control absoluto de los sistemas informativos, educativos, jurídicos, etc. Y se deben cumplir alguna de estas condiciones.

Que a las máquinas inteligentes se le incluyan estados emotivos: deseos, gustos, ambiciones y que estén a nivel comercial, lo cual permitiría la interacción directa con los humanos.

A pequeña escala (no comercial): que el gobierno se apoye en ellas para hacer las leyes y controlar el país, dándole independencia en la toma de decisiones para no verse implicado (lavarse las manos).

Sistemas autoritarios en los cuales la máquina se convierte en un elemento de poder que permite el control absoluto de las masas.

Omnipotencia de las máquinas: darle carácter infalible a las máquinas degradando los valores humanos hasta limites tales (nadie cree que la humanidad por si misma se pueda salvar) que sea necesario el control por parte de las máquinas.

Estoy seguro que una sociedad que se basa en el progreso espiritual, en el desarrollo del individuo, no puede construir máquinas que dominen al hombre, sólo las sociedades en crisis o enfermas donde impere una tiranía, una oligarquía o una anarquía puede ser posible el dominio de las máquinas.

Pienso que las máquinas irán sustituyendo al hombre en los campos donde ella es mas eficiente, estos dejaran de ser propios del dominio humano para pasar al campo de las máquinas, las cuales, en el peor de los casos, sin saberlo podrían controlar los destinos de una nación, y lo que si es casi seguro que sentirán “placer” por todo lo que hagan, para ser creativo se necesita de “inspiración” aunque sea otra inteligencia y porque no, el sentirse realizadas de acuerdo a las necesidades de su propio espacio vital.

Acerca de Alejandro Madruga

Licenciado en Cibernética Matematica. Trabajo el tema de la Inteligencia Artificial desde 1986. He publicado articulos y ensayos sobre la Cibernetica y las tendencias tecnologicas. También he publicados narraciones de ciencia ficción
Esta entrada fue publicada en Desafíos éticos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s