¿Serán nuestros nietos robots?

Sumario: Si el hombre fue el producto de una larga evolución desde los organismos unicelulares hasta llegar al homo sapiens, por qué no aceptar que las máquinas puedan llegar a pensar. ¿Estaremos en la antesala de una era posthumana?

En los últimos años está de moda en los Estados Unidos el tema del fin de la humanidad, tal como la conocemos hoy, y el comienzo de una nueva evolución posthumana que afirman ocurrirá antes del 2030. Estas ideas tienen como máximos representantes a los norteamericanos Vernor Vingen, Hans Moravec, Rudy Rucker y Marvin Minsky, quienes abordan el tema desde un ángulo puramente científico solo toman en cuenta el desarrollo tecnológico, ignorando factores tan importantes como el social y el cultural. Sus teorías futuristas sobre el destino de la humanidad no dejan de ser sugerentes y sobre todo preocupantes. A estas ideas se opone otro grupo, que defienden las posibilidades humanas ante la maquina (o la imposibilidad de la maquina de ser humana), este otro grupo esta compuesto por John Searle, Hubert Dreyfus, Roger Penrose y Joseph Weizenbaum y será motivo de análisis en un próximo articulo.

MAQUINAS SUPERINTELIGENTES
No es un secreto para nadie que hoy en día las microcomputadoras alcanzan una velocidad de procesamiento de más de 100 mega hertzios (Hhz). Si lo comparamos con las primeras fabricadas en la década del 70 (que no alcanzaban los 10 Mhz), nos produce una sensación de asombro y surge una pregunta obligada: ¿hasta donde llegarán las máquinas? Si tenemos en cuenta que el cerebro humano trabaja tan solo a una frecuencia de 100 hertzios o ciclos por segundo y que para principios de este año se ha anunciando la salida de micros de 130 y 150 Mhz y no se vislumbra una cota que limite la velocidad de procesamiento de la computadora basada en hardware cada vez mas sofisticado, con mayor capacidad de memoria, varios procesadores centrales (la materia gris de la máquina), mayor velocidad de acceso a los periféricos, tales como pantalla, teclado, disco, etc.

Aunque es cierto que la máquina realiza más operaciones por segundo que el cerebro humano (velocidad cruda), no se ha tenido en cuenta la complejidad de la información, cómo tratarla de forma eficiente, donde, por suerte, los humanos somos mejores. No obstante, casi todos los expertos coinciden en que nos se vislumbra ningún límite para que la máquina procese cada vez información más compleja.

¿HASTA DONDE?
Veamos como los teóricos enfocan el problema.

Axioma: La máquina superinteligente (ultra inteligente) es una máquina que puede sobrepasar toda las actividades intelectuales de un hombre (si es que la construyen).

Teorema: Debido a que el diseño de máquinas es una de esas “actividades intelectuales”, una máquina ultra inteligente podrá diseñar máquinas aún mejores.
Hipótesis: Es incuestionable que habrá una “explosión de inteligencia”, y que la inteligencia del hombre puede ser dejada muy atrás. En consecuencia, la primera máquina ultra inteligente será la última invención que el hombre necesitará hacer, siempre y cuando la máquina sea suficientemente dócil como para permitirnos tenerla bajo control…

¿QUIEN CONTROLA A QUIEN?
Las grandes redes de computadoras con sus usuarios asociados, pueden despertar como entidades superinteligentes.

Si los humanos fueron el producto de una larga evolución desde los organismos unicelulares pasando por los mamíferos hasta llegar al homo sapiens. ¿A partir de que momento surgió la inteligencia? ¿Por qué no aceptar que las máquinas también son organismos en evolución que puedan llegar a “pensar”? Si aceptamos a la conciencia como la forma de la Materia altamente organizada, ¿quién puede negar que las máquinas sean una nueva forma de la Materia altamente organizada y que en su proceso evolutivo alcancen niveles de inteligencia incluso superiores a los del hombre?

Vean a las maquinas como inteligencias fragmentadas, que pueden estar conectadas a una red como sistema cooperativo, y que esta conexión las lleve a una forma de organización altamente eficiente, que le permita un “despertar” como una gran inteligencia. Me vienen a la mente las novelas de ciencia ficción en las cuales las computadoras se adueñan de las comunicaciones y controlan los bancos, los comercios o una nave espacial, ¿recuerdan la computadora Hal de la película Odisea 2001?

Para Vernor Vingen, el poder y la influencia de Internet están siendo muy poco considerados: La total anarquía de la red mundial es una evidencia de su potencial. A medida que crecen la conectividad, el ancho de banda, el tamaño de la capacidad de archivo y la velocidad de proceso (su habilidad para comunicarse en anchos de banda variables, incluyendo algunos mucho más elevados que la voz o los mensajes escritos). ¿Qué pasará cuando partes de un ego pueden ser copiadas y unidas a otras, cuando la autoconciencia puede aumentar o disminuir para aproximarse a la naturaleza del problema bajo consideración? Es algo parecido a una biosfera recapitulada como un procesador de datos, pero un millón de veces más rápida y con millones de humanos como agentes inteligentes (Nosotros mismos).

Muchos plantean una nueva forma de comunicación, tal vez la telepatía, o transmisión de mensajes a través de los olores, o por medio de esquemas virtuales, y hay quienes están experimentando con un robot bebe, al que están enseñando a hablar, a reconocer los objetos del mundo… Se dan cuenta, un robotico que aprende.

QUIEN LE TEME A LOS ROBOTS
A los científicos les preocupa como será la relación de esas máquinas “superinteligentes” con los humanos de inteligencia normal.

Por ejemplo, Drexler plantea que podremos confinar tales equipos transhumanos para que sus resultados puedan ser usados con seguridad. A lo que Vingen argumenta: “el confinamiento es intrínsecamente impráctico. Imagínese usted mismo encerrado en su casa con un acceso limitado a los datos del exterior, que provienen de su dueño. Si ese dueño piensa a una velocidad ──digamos── un millón de veces más despacio que lo que usted piensa, no me queda la más pequeña duda de que en un período determinado de años (de su tiempo) usted va a encontrar una forma de escapar”.

Una manera de confinar a las maquinas seria insertar reglas en la “mente” de la entidad inteligente, pero como quien hace la ley, hace la trampa, los que leen ciencia ficcion recuerden las tres leyes de la robotica de Asimov, que terminaron siendo una traba innecesaria y en muchos casos fuente de errores. Y, ¡lo peor!, siempre hay algún humano no tan superinteligente, pero sí lo suficientemente pícaro para darle la vuelta y utilizarla en su beneficio. No dudo, que ya algún lector este pensando en una cafetería para robots. ¿Por qué no?

Ahora piensen en esos artefactos metálicos moviéndose por las calles. ¿Asimilaremos a esos monstruos? ¿Llegaremos a aceptar a los androides como seres racionales, o serán confinados a través de leyes (internas o externas)? Una forma de mejorar la imagen de los robots sería dándole forma humana, quizás una humanoide de ojos violeta y de figura escultural no inspire temor…

HOMBRE PROTESICO O CIBORG
Imagínese que usted vaya en su bicicleta y lo atropelle una rastra y en el hospital lo conviertan en un sistema protésico: brazos mecánicos, piernas, etc. Piense que estos brazos y piernas, de material sintético nadie notará que son artificiales, están conectados a su cerebro y pueden ser empleados como si fueran las originales. ¡Que bueno! ¿Verdad? Ah, pero si fue el cerebro el que se le dañó… Le ponemos un cerebro artificial y ya. Se leyeron el cuento de Len “¿Existe verdaderamente Mr. Smith?”. Les aconsejo que lo hagan . Otra cosa sería que los humanos por su propio deseo se cambiaran sus cuerpos o se insertaran pequeñas computadoras, del tamaño de un fríjol en su cerebro acuérdense de Robocop . Entonces, ¿Estará la humanidad dispuesta a dejar de ser humana para convertirse en ciborgs?

Veamos lo que piensa Marvin Minsky, uno de los fundadores de la Inteligencia Artificial: “Cuanto más sepamos sobre el cerebro, más vías descubriremos para perfeccionarlo… Apenas sabemos un poco de lo que hace cada una y cómo lo hace, pero tan pronto averiguemos de que manera funciona una parte cualquiera, los investigadores tratarán de idear procedimientos para ampliar su capacidad. Idearán también facultades enteramente nuevas, que la Biología jamás ha ofrecido. Conforme estos inventos vayan haciéndose habituales, trataremos de conectarlos a nuestros cerebros, quién sabe si a través de millones de electrodos microscópicos insertos en el gran haz de nervios denominado cuerpo calloso, el mayor “bus de datos cerebral”. Tras nuevos progresos ninguna zona encefálica estará excluida del acoplamiento de nuevos accesorios. En ultima instancia encontraremos formas de reemplazar todas las partes del cuerpo y del cerebro y de reparar así todas las deficiencias y lesiones que tan breves hacen nuestras vidas” (¡la inmortalidad!).

Y propone los siguiente pasos para “perfeccionar” a los infelices mortales.
1. Las prótesis de miembros: “Sustituir las partes gastadas de nuestro organismo por elementos de repuesto de nuevo tipo”.
2. La conexión directa dentro del cerebro: “Invención de métodos que potencien nuestro cerebro permitiendo adquirir mayor sabiduría”.
3. La conexión completa: “Mediante nanotecnología, sustitución completa”.

Y agrega: “¿Significa eso que seremos reemplazados por máquinas? No tiene sentido esa distinción. Creo como Moravec, quien propone que consideremos a las maquinas inteligentes del futuro como a nuestros propios hijos mentales”. .

¡SOY INMORTAL!
Para Rudy Rucker, en el futuro será posible desmembrar por completo la mente del cuerpo en las computadoras y cree que las computadoras podrán permitir la inmortalidad del intelecto de los humanos. Si fuera posible aislar la mente del cuerpo tema demasiado complicado para intentar tocarlo , podemos, entonces, aceptar tranquilamente la reproducción magnética de la mente, los programas que la conforman, y su posible reutilización. Esto es aceptando el criterio de “ellos” de que el pensamiento es una forma de procesamiento de la información y que en la computadora no solo se pueden incluir “conocimientos” sino también los sentimientos humanos. Rucker sueña con un mundo en el que los humanos dejen grabadas sus memorias, ideas y sentimientos en una computadora y que cuando lo deseen puedan reactivar esa “mente programa” en un ciborg. Es evidente que si confiamos en algún tipo de soporte, sea el cerebro, un microprocesador o un compuesto bioelectronico, siempre estaremos a expensas de su envejecimiento o rotura. En cambio si la mente se puede extraer de un medio y cambiar de soporte, por supuesto un soporte cada vez más perfeccionado. Para entonces, estaremos, sin dudas, en presencia de la inmortalidad.

¡BAH!, EL HOMBRE.
Marvin Minsky, quien tiene una opinión bastante pesimista del hombre, afirma que no hemos progresado gran cosa: “Seguimos ignorando como resolver los conflictos entre las ambiciones individuales y los intereses colectivos. Somos tan ineptos para tomar decisiones importantes que siempre que podemos dejamos al azar aquello de lo que no estamos seguros”.

Y se pregunta: ¿Por qué es tan limitada nuestra sabiduría? ¿Servirá de algo una enseñanza de mejor calidad? Es obvio que sí, pero sólo hasta cierto punto. Ni siquiera nuestros mejores prodigios pasan de aprender a doble velocidad que los demás. Tardamos demasiado en aprender cualquier cosa porque nuestros cerebros son “tremendamente lentos”.

Y agrega: Hasta ahora hemos tendido a vernos como producto final de la evolución, pero la evolución no ha cesado. La verdad es que ahora estamos evolucionando más rápidamente, aunque por el lento procedimiento darvinista. Ya es hora de que empecemos a pensar en nuestras nuevas identidades, que están aflorando. Podemos comenzar a diseñar sistemas fundados en un tipo ingenioso de “selección innatural”, dirigido al cumplimiento de planes y objetivos específicos y capaces de sacar partido de características adquiridas…

Por su parte Hans Moravec, quien trabaja en la construcción de robots, siempre ha sentido una simpatía por las maquinas que va mas allá de toda lógica, manifiesta: “Nosotros evolucionamos con un tranquilo intervalo de cien millones de años entre cada cambio significativo. Las máquinas están dando pasos semejantes, pero lo cubren en pocas décadas…”. Moravec vislumbra un futuro donde los programadores y los constructores de robots serán las propias maquinas, las cuales serán cada vez mas baratas. No nos conduciría esto a la sustitución de todos los trabajadores del planeta: obreros, profesionales, investigadores, etc. Y la pregunta seria: ¿que pasará con los humanos? Los más radicales, creen que la humanidad tal como la conocemos hoy desaparecerá y en su lugar surgirá una nueva especie, no humana: los posthumanos.

POSHUMANOS O EL COMPLEJO DE INFERIORIDAD HUMANO

Para estos autores entidad superhumana es lo mismo que entidad posthumana y si no es lo mismo es algo muy parecido a una máquina superinteligente. Llama la atención como se aferran al término de máquina superinteligente y en cambio no incluyen en su terminología el de humano superinteligente, en su lugar utilizan un término más ambiguo el de inteligencia superhumana, la cual puede surgir producto de la fusión de los humanos con las máquinas superinteligentes, pero jamás del progreso de los humanos por si solos.

¿Acaso es la electrónica la única ciencia que puede llevarnos al “mejoramiento” humano? (entiéndase robotización). Cabe preguntar: Por que nuestros herederos no pueden ser una replica nuestra, como los replicantes del filme Blade Runner, o un individuo mejorado a través de una selección genética. ¿Por que se ignoran los progresos de la Biología y la Psicología? ¿Somos los humanos tan ineptos? Piensen en Eistein, Bethoven, Gandhi, Bequer, Da Vincy, Sócrates, Wiener, Maria Curie, Pascal, Shakespeare, Marti, Cervantes, Los Beatles, Chaplin, Pasteur… ¿Y por que no?, en el propio Minsky.

Vingen considera que una inteligencia superhumana fuerte podría parecerse a una Sociedad de la Mente con varios componentes muy calificados, donde algunos de esos “equivalentes humanos” podrían ser usados nada más que para procesamiento digital de señales.

Y dice: “Para aquellos que no hayan cambiado (los que decidan seguir siendo humanos), el logro será un trato benigno, quizá dándoles la apariencia de ser los dueños de unos semidioses esclavos”.

Algunos van más lejos y plantean la posibilidad de la extinción física de la raza humana respecto a la nanotecnología, dado todo lo que tal tecnología puede hacer y afirman que en el futuro tendremos que tratar sólo con computadoras biológicas, sistemas de Inteligencia Artificial y robots con apariencia humana.

Tal visión del futuro sólo será posible, si despreciamos la esencia humana y la vemos como a una criatura carente de posibilidades espirituales y de confianza en si mismo, o como a un ser enajenado que crea ídolos las máquinas para luego adorarlos. Y si aceptamos desde ahora la pequeñez del ser humano ante la colosal perfección de la máquina la máquina nunca se equivoca , ya desde hoy nos estamos preparando para la debacle y seremos nosotros mismos los responsables de la extinción de la raza humana.

No quería concluir sin citar este párrafo en tono profético de Vernor Vingen:
“Pero en este brillante y benévolo mundo, los problemas filosóficos se vuelven intimidatorios. Una mente que se mantiene en una misma capacidad no puede vivir para siempre, después de unos pocos miles de años se parecerá más a un lazo de cinta que se repite constantemente que a una persona. Para vivir indefinidamente, la mente misma deberá crecer… y cuando se vuelva suficientemente grande y mire hacia atrás… ¿qué sentimiento de simpatía puede sentir hacia el alma que fue originalmente? (parece que se refiere a nosotros). El ser último será todo lo que fue el original, pero bastamente superior” ahora se refiere a esa entidad post, ultra y superinteligente que nos va a relevar .

Por qué no pensar que el hombre en su relación con la máquina, basada en una sociedad cooperativa, pueda desarrollar habilidades suprahumanas. Puede ser que estimulado por los progresos de la máquina, como “socia”, se vea obligado a esfuerzos supremos veámoslo como un complejo de inferioridad para no ser tratado como un marginado social.

¿Que piensan ustedes? Ante ese futuro tan complejo, nosotros podemos decir: “Allá ellos si se quieren convertir en robots, pero… Pensándolo bien, si yo pudiera tener un automóvil robot, que se arreglara el mismo, que se cogiera el ponche, tú ves. ¡Eso si sería bueno!”.

GLOSARIO:

Robot: cualquier aparato mecánico, capaz de ejecutar ciertas tareas sencillas y repetitivas que antes sólo el hombre podía realizar. Término acuñado por Karel Capec en su obra Robots Universales de Rossum.

Androides: robots en los que se trata de reproducir total o parcialmente la forma antropomorfismo y el comportamiento automático del ser humano. Todavía no tienen utilidad práctica. En fase experimental. Locomoción bípeda.

Humanoide: robot (androide) sintético, creado artificialmente que no se puede distinguir de los seres humanos. Término utilizado por Asimov en sus novelas y cuentos.

Ciborg: acrónimo de organismo cibernético, que integra al hombre dentro de la máquina, al otorgar órganos cuya función es genuinamente humana a un todo de naturaleza artificial. La parte cibernética pudo haber sido creada junto con el organismo al nacer o tenerla como implante.

Sistemas protésicos (Prosthetic System): cuando se utilizan dispositivos electromecánicos para extender las funciones humanas. Es posible utilizar el término hombre protésico cuando la persona ha generalizado el uso de prótesis.

Replicante: una criatura construída genéticamente, compuesta totalmente de materia orgánica.

Nanotecnologia: Tecnología que en lugar de conformar los materiales en bruto, aspira a construir los materiales y la maquinaria colocando cada átomo y cada molécula en el lugar adecuado.

Sociedad de la mente: nuevo paradigma de la Inteligencia Artificial en el cual la mente es enfocada como una sociedad de agentes donde el comportamiento inteligente surge de la interacción de centenares de pequeños procesos no inteligentes (agentes) que trabajan de forma cooperativa o competitiva formando una sociedad.

Agentes inteligentes: Se trata de asistentes computarizados que nos ayudarán en nuestro trabajo. Nos referimos a agentes inteligentes potentes que cambien de una manera dramática nuestra manera de trabajar y lo suficientemente comunes como para que la mayoría de la gente sofisticada técnicamente los use.

Sistemas cooperativos: sistemas soportados por computadora para trabajo cooperativo (en ingles CSCW): son sistemas que participan activamente en la coordinación de actividades. Toma “conciencia” de la estructura del problema a resolver y participa en su resolución. Los primeros sistemas eran pasivos, sólo permitían la compartición de recursos computacionales: bases de datos, textos, impresora, etc.

Humanidad: especie que se extinguió a finales del siglo XXI (?).

Acerca de Alejandro Madruga

Licenciado en Cibernética Matematica. Trabajo el tema de la Inteligencia Artificial desde 1986. He publicado articulos y ensayos sobre la Cibernetica y las tendencias tecnologicas. También he publicados narraciones de ciencia ficción
Esta entrada fue publicada en Singularidad tecnológica. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Serán nuestros nietos robots?

  1. Carolina dijo:

    Me encanta como planteas los conocimientos de la robótica… una manera de pensar muy personal pero q me dio mucho por pensar a mi tambn…

    Me gusta

  2. Alejandro313 dijo:

    Carolina.

    Ese es el objetivo, desde hoy comenzar a reflexionar sobre el futuro, para que este no nos sorprenda o para que no se acreciente los males del presente.

    Me compllace mucho que el tema te interese.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s